Cultura democrática ejercitando acciones de unos a otros produciendo hechos favorables a la vida verdadera, universalizando libertas a la vez que enriquece de valores el poder de la virtud de la verdad, eliminando terreno de libertad a la mentira.

Conocer y entender de uno y otro al elegir campo de acción al servicio de la necesidad demandante de la felicidad por el ser armado con valores reales de la verdad, ideas que defienden la belleza y riqueza de lo verdadero y el peligro de las medias verdades del pillo que pretende vencer la ilusión de la mentira, arrebatando la fe, poder de la vida verdadera, saqueando el poder de la libertad para lo que pedimos, inteligencia, imaginación y creatividad que fortalezca la democracia, la unión de uno y otro universalizando la realidad, que es contraria de la mentira.

La ignorancia vive en ilusión con la mentira, aceptando el chantaje de la maldad

Mentiras que la imaginación percibe, la experiencia, percepción de lo sensible, mente sometida al exterior, que toma forma de contenido, sentido humano, en tiempo y espacio.

Opinión analizando lo sensible del cuerpo y lo imperceptible del alma que convienen en la armonía del equilibrio, por la conciencia que conduce la virtud del conocer y entender la realidad, en las facultades del uno.

Coordinación de la opinión en su forma de presentarse frente a la realidad con la sabiduría en acción de la variedad de la responsabilidad, para el deber, que sirve a la necesidad, en su criterio final del concepto que representa a la verdad.

Peligro en la confianza sin verificar

Antonino Martínez.

About these ads